El siguiente relato es meramente ilustrativo para la realizacion de una partida de Paintball entre colegas.

La ultima batalla de Vietnam.

Antecedentes y hechos:

La captura del Mayagüez, un buque portacontenedores de bandera estadounidense en aguas internacionales por parte de patrulleras del Khmer Rouge mientras efectuaba la ruta comercial Hong Kong-Sattahip (Tailandia)-Singapur, supuso la última batalla oficial de la participación de EE.UU. en la Guerra de Vietnam.

Los nombres de los estadounidenses muertos en la operación de rescate y el de los tres Marines que quedaron en la isla de Koh Tang, son los últimos que figuran en el Monumento a los Veteranos de Vietnam sito en Washington.

El 12 de Mayo de 1975 saltó la alarma cuando patrulleras abordaron al Mayagüez.

Rápidamente se trasladó tanto al buque como a los 39 hombres que formaban su tripulación en dirección desconocida con el fin de ser interrogados y averiguar si transportaban armas o equipos de espionaje.

El Presidente Ford,   envió en misión de reconocimiento y se localizó al Mayagüez anclado cerca de Koh Tang, isla situada a unos 43 Km de la costa sur de Camboya y cerca de la frontera compartida con Vietnam, en el acto se dio orden al portaaviones USS Coral Sea para que con su escolta de tres destructores se desplazase a la zona.

El ataque se planificó en tres fases:

1- Abordaje del Mayagüez, reduciendo a los soldados Camboyanos que se creía podía haber en su interior, permitiendo a la tripulación del MSC dirigir el barco con seguridad.

2- Asalto en KohTang (no se esperaba apenas resistencia, apenas 30 hombres mal armados) y rescate de los hombres del Mayagüez.

3- Ataque aéreo por parte de los cazas del USS Coral Sea a objetivos militares en Kompong Som -territorio continental- para evitar que se interfiriera en el asalto.

Rescate del Mayagüez:

A las tres de la mañana del 15 de Mayo, 57 hombres de la Compañía Delta asaltaron el buque.

Momentos antes del asalto, A-7D Corsairs de la Fuerza Aérea lanzaron gas lacrimógeno sobre la cubierta del Mayagüez, y a las 8:00 h, tras la aproximación, 48 marines portando armas ligeras y máscaras antigas subieron al buque secuestrado. Por fortuna, no encontraron nadie a bordo.

A las 9:30h el piloto de un Lockheed P-3 Orion comprobó que un barco de pesca ondeando bandera blanca se aproximaba al destructor USS Henry E. Wilson, el cual se encontraba apoyando el asalto anfibio a la isla de Koh Tang. La embarcación resultó ser una de las capturas de los camboyanos, y en su interior, además de su propia tripulación se encontraba la del Mayagüez, que había sido puesta en libertad.

Las dos misiones principales, rescatar a la tripulación y recuperar el Mayagüez se habían completado, pero el grueso de la fuerza de ataque, se encontraba desde hace horas operando en Koh Tang, y no tenía idea de que lo sucedido…

Los CH-32 identificados como “Knife” 21, 22 y que se dirigían a la costa occidental se vieron sorprendidos tanto por la estrechez de la playa como por una tormenta de fuego de armas ligeras, cohetes y morteros.
Tras dejar en tierra a sus Marines, acusó graves daños en los motores y después de arrojar sus depósitos de combustible externos, no consiguió mas que elevarse y amerizar de forma brusca a 300mts de la costa, perdiendo en el accidente a un miembro de la tripulación, siendo rescatados el resto.
“Knife 22”sufrió daños severos en sus depósitos de combustible, viéndose obligado realizar un aterrizaje de emergencia en la costa tailandesa con todos sus hombres a bordo.

En la costa oriental el panorama era igual de desolador, “Knife 32” depositaba correctamente a los Marines, y con un miembro de la tripulación herido regresaba a la base.

El fuego dañaba un motor y hacía añicos la torre de cola del “Knife 23” pilotado por John H. Schramm, los 20 Marines que encontraban en su interior se conseguían refugiar en la línea de arboles cercana a la costa, y desde allí el copiloto pedía fuego de apoyo aéreo desde su radio de emergencia.

“Knife 31”, pilotado por el Mayor Howard A. Corson también encontró fuerte resistencia siendo su copiloto alcanzado y cayendo derribado por el impacto de dos RPGs a unos 50m de la costa. Entre el amasijo de hierros morían 10 Marines, dos hombres de la Armada y un miembro de la tripulación.

A pesar del fuego de apoyo de la Fuerza Aérea la situación seguía siendo crítica. En esos momentos había en tierra tres grupos aislados, 60 Marines en la playa del occidental, 29 mas al sur de esta playa, y otros 20 junto con cinco miembros de la tripulación de la USAF en la playa oriental.

La misión es clara, rescatar a las 3 unidades dispersas en la isla es el principal objetivo, y recrearemos la última Batalla en Megacampo.